Saltar al contenido

Los Piratas y El Tesoro Perdido

Cuento infantil de piratas

Los piratas y el tesoro perdido – cuento en audio

Cuento infantil Los Piratas y El tesoro Perdido.

Este cuento infantil de piratas, cuenta la historia de unos piratas muy ambiciosos donde reciben una gran lección que los dejarían reflexionando.

Había una vez un barco invisible en el que habitaban unos piratas malvados, que navegaban por todos los mares y océanos buscando un tesoro muy valioso.

Se trataba de un tesoro perdido que aún nadie había logrado encontrar.

Tanto los piratas, como su barco eran invisibles.

Pues sólo si eras pirata serías capaz de poder ver aquel barco navegando por los mares.

Esto permitía a los piratas llegar antes que nadie a todos los tesoros perdidos, pues no dejaban ninguna pista a su paso.

Como siempre, los piratas se dirigían hacia un tesoro perdido del que nadie nunca había oído decir, pero sin embargo, este tesoro era demasiado especial, pues había dentro un grandísimo secreto.

Los piratas, siguiendo el mapa que lleva hacia el tesoro perdido, estaban impacientes por llegar cuanto antes a aquel lugar.

Pues pensaban que iba a ser el mejor tesoro que jamás habían visto.

El barco invisible de los piratas ya se encontraba en la isla donde estaba el tesoro.

Eran los primeros en llegar, así que estaban muy contentos.

Tal y como decía el mapa del tesoro, debían de dirigirse tierra adentro desde la orilla de la playa.

Concretamente debían dar 100 pasos en línea recta, girar a su derecha, y dar 8 pasos más.

Y justo ahí, enterrado bajo la arena, se encontraría el tesoro.

Los piratas con sus palas y picos, se dispusieron a cavar lo mas rápido que podían.

Se turnaban cuando se cansaban, pero de pronto, cuando ya llevaban cavado mucho tiempo chocaron con algo metálico.

¡Al fin lo hemos hallado! Dijo un pirata.

Habían hallado un viejo baúl en el que debería estar el tesoro, pero en el momento de abrirlo, para asombro de todos ellos, se dieron cuenta de que el baúl se encontraba repleto de arena y con un pergamino dentro.

Uno de los piratas, muy enojado, cogió el pergamino para ver si decía dónde se encontraba el tesoro y comenzó a leerlo.

– Si has llegado hasta este lugar, es que no te conformas con lo que ya tienes, y buscas ser mucho más rico. Pues no intestes buscar más, porque no hay ningún tesoro perdido, lo único que hay es este pergamino en el que escribí estas palabras, pues yo era como tú, un pirata al que sólo le importaba conseguir todos los tesoros posibles para ser más rico.

Yo me di cuenta que hay muchas cosas que se encuentran muy por encima de lo puramente material como el dinero, espero que llegues a aprenderlo como yo lo hice.

Así fue, como estas palabras hicieron reflexionar a todos los malvados piratas, pues alguien, que decía ser también un pirata, les había dado una gran lección.

Los piratas y el tesoro perdido

 

cuentos infantiles clásicos para descargar